Industrial , Oficinas , Residencial y Hospitalidad , Arquitectónico , Comercial , Urbano

Diseño orientado al ahorro energético

2/24/22

La iluminación artificial de un espacio representa un consumo eléctrico que oscila entre el 20% y 50%. Es por ello que el uso eficiente de este recurso y su adecuada planificación desde las primeras etapas de un proyecto es crucial para la sostenibilidad y el ahorro energético. Para lograrlo, queremos compartirte tres estrategias que deben tener siempre presentes en tus proyectos:

1. Aprovecha el control de iluminación

Los fabricantes de iluminación hemos hecho esfuerzos significativos para mejorar el control de lámparas y luminarios. Hoy en día es mucho más fácil encontrar dispositivos atenuables que puedan utilizarse para producir esquemas de iluminación más versátiles y que reduzcan significativamente el consumo y obtener ahorro energético. 

La iluminación profesional disponible en el mercado está lista para trabajar con sensores y sistemas de control de luz artificial para evitar el derroche de energía: desde atenuadores hasta sistemas de control más complejos. 

2. Diseña con el enfoque de ocupación

El secreto no está en los Watts. Diseñar para la eficiencia energética va más allá de reducir la cantidad de luminarios y seleccionar la potencia más baja que se encuentre disponible. Para optimizar el recurso eléctrico es fundamental estudiar la forma en la que se habita un espacio, incluyendo con precisión los horarios y las actividades que se realizan en él. 

Para mejorar el desempeño energético puedes echar mano de sensores de ocupación o temporizadores. Lo más importante es que tu análisis te permita determinar cuáles son necesidades reales de un espacio.

3. Planifica la contribución de luz natural

La luz natural es crucial para la vida misma. Esto no significa que debes incluirla sin medida en tus proyectos, ya que el exceso de iluminación diurna puede provocar efectos negativos tales como deslumbramientos o problemas de confort térmico.

Para aprovechar la luz natural puedes utilizar elementos verticales y horizontales, tales como ventanas y domos, que un mayor ingreso. También debes considerar el empleo de otros elementos como filtros, celosías, cortinas y persianas que regular la cantidad de iluminación que entra a un espacio.

Para implementar adecuadamente estas estrategias debes tener claro que el desempeño visual de un espacio depende tanto de la cantidad como de la calidad de la luz. ¿Necesitas ayuda? Escríbenos, nuestro equipo te asesorará para llevar tus proyectos al siguiente nivel. 

Subir comentario

Suscríbete

Suscríbete a nuestro newsletter